Día del equilibrio en la Naturaleza

Conmemoraciones

Día internacional de la madre tierra

Por: Penélope Lara

“TE LO CUENTO”

Según la ONU, la COVID–19 tiene una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema y es que cuando hablamos de la madre tierra hacemos alusión a la segunda fuente de vida para los seres humanos, respirar un aire natural y no contaminado depende de la misma sociedad. 

Y actualmente alrededor de un millón de especies animales se encuentran en peligro de extinción, gracias a las acciones del ser humano por enriquecerse o por el mal llamado progreso, es por ello que debemos mantenernos en perfecta armonía y comunión con la naturaleza y nuestro medio ambiente.

La importancia de cuidar nuestro ecosistema

Se debe concienciar a la humanidad sobre la dicha de nadar en playas cristalinas, caminar en las montañas con nieve, ver las cascadas limpias, disfrutar de ríos y riachuelos limpios, visitar la selva y su entorno depende de cada uno de nosotros. 

Si no lo hacemos es evidente que somos personas que violentamos a la naturaleza, el hecho de despreocuparnos por completo del ecosistema   puede acarrearnos consecuencias irremediables para nosotros como seres humanos y para los demás seres que habitan el planeta . 

Según un artículo de Harmony With Nature,  “desde la revolución industrial, la naturaleza ha sido tratada como una mercancía que existe en medida para el beneficio de los humanos y se ha considerado que los problemas ambientales pueden resolverse mediante el uso de la tecnología”.

Considerando en este caso, que todo lo que tiene que ver con la naturaleza y la madre tierra, es un complemento importante para satisfacer las necesidades básicas de la sociedad.

Pongamos un PARE

Cada año se talan millones de hectáreas de selva virgen en el Amazonas, solo en el 2019 fueron exterminadas  1,7 millones de hectáreas de bosque primario , y no hay gobierno, ni poder alguno para frenar tremenda debacle, esto según los estudios de la Universidad de Maryland.

Solo como consecuencia de este acto, existe un cambio en la temperatura de la tierra, más sequía en el sector, por obvias razones menos lluvias, menos oxígeno, más efecto invernadero las especies empiezan a desplazarse y peor aún a desaparecer.

Si vemos la pesca indiscriminada en algunos sectores como en el triangulo libre de Galápagos, el alimento que llegaba libre a esa zona se ve afectado, por consiguiente algunos animales deben migran para conseguir dicho alimento, otros mueren por la falta del mismo.

A su vez los pescadores artesanales no pueden cumplir con su faena y peor llevar el  sustento a las familias.  Seguimos devastando no solo con la fauna , sino también con el futuro de una pequeña sociedad. 

Es hora de decir: ¡Basta ya!

de destruir a la naturaleza y querer obtener algún beneficio propio, somos personas racionales, pensemos que está en peligro la vida de nuestra especie también, depende del cuidado inmediato y constante del ecosistema mundial, para que esta frase no tenga ninguna connotación:

 “hay dos cosas que me llaman terriblemente la atención: la inteligencia de los animales y la bestialidad de los humanos”. T. Bernard